<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=360133424683380&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los estados de EE. UU. siguen haciendo millones con la legalización de las apuestas deportivas, ¿pero dónde va el dinero?

A medida que los estados de EE. UU. legalizan las apuestas deportivas, analizaremos el caso de Maryland para ver dónde va el dinero

Los estados de los Estados Unidos legalizan las apuestas deportivas con la esperanza de generar millones de dólares y de llenar las arcas de los gobiernos locales, especialmente desde que pandemia ha tenido un impacto negativo en los ingresos de estos gobiernos.

En este artículo, echamos un vistazo a las apuestas deportivas, los casinos y todos sus beneficios monetarios dentro del área de Maryland, pero también analizaremos a dónde va realmente el dinero.

Las máquinas tragaperras fueron el primer tipo de juego introducido en Maryland y antes de 2018, en Pennsylvania, Delaware y West Virginia, donde son la única opción para apostar legalmente. Debido a esta intensa competencia con los estados vecinos, Maryland decidió legalizar los juegos de mesa en 2012.

Para conseguir apoyo, los defensores de los juegos de azar se comprometieron a que el dinero recaudado de los juegos de azar contribuiría a causas sociales como la educación, ya que había una oposición constante contra los juegos de mesa y de azar. Esto dio lugar a que los legisladores crearan el Fondo Fiduciario para la Educación, específicamente para medir los ingresos.

Es verdad que el dinero ha ido fluyendo. A pesar de la pandemia que afecta a los negocios en todo el mundo, concretamente a los casinos tradicionales, los casinos en línea han generado 400 millones de dólares solo en Maryland para la educación. Sigue siendo una cifra menor respecto al año anterior (542 millones de dólares). No obstante, la cifra comunicada en 2020 sigue siendo una cantidad significativa.

Un investigador del Centro de Política Económica de Maryland, Chris Meyer, ha señalado que «El estado destinó la mayor parte de los ingresos del casino a lo que conocemos como Fondo Fiduciario para la Educación, dinero que fue a parar a las escuelas», ha continuado añadiendo, «pero a la vez, lo que hizo el estado fue reducir los fondos para la educación del fondo general, que es la principal cuenta corriente del estado».

«El dinero del casino ha ido a las escuelas, pero era dinero que salía de un bolsillo y entraba en el otro.» Meyer, también ha mencionado que el dinero de ese otro bolsillo estaba ayudando a financiar y equilibrar otros factores del presupuesto del estado, en concreto los sectores del transporte y la salud.

Admite que se podría argumentar que, aunque el casino ha producido miles de millones en ingresos fiscales para Maryland, no se ha cumplido la promesa acordada con el Fondo Fiduciario para la Educación.

En 2018 todo esto cambió, los votantes de Maryland enmendaron la constitución del estado para que los ingresos del juego se destinaran al Fondo por la Educación: «Ese dinero tiene que ir para las escuelas, pero también el del estado por ley», ha dicho Meyer. «El estado tiene que financiar completamente el gasto [para la educación] con el fondo general, y a eso añadirles los ingresos de los casinos».

A día de hoy, los ingresos del juego tardan mucho en llegar a las arcas de la ciudad, pero la cantidad que de verdad llega al erario público es mucho menor de lo que se esperaba. Como resultado, las promesas que se les hicieron a los votantes clave para seguir adelante con el proyecto de ley de apuestas deportivas se han desvanecido.

Sports betting | SiGMA NewsCuando los legisladores de Washington D.C. votaron para legalizar las apuestas deportivas, se acordó que los 200.000 dólares iniciales en impuestos sobre los ingresos irían destinados a programas para tratar la adicción al juego. Más adelante, el dinero se dividiría equitativamente entre la educación de los más pequeños (Birth to Three for All DC Act) y el fondo para velar por la seguridad de los vecindarios (Neighborhood Safety and Engagement Fund).

Si la situación hubiera ido como se esperaban los líderes de la ciudad, ambos fondos se beneficiarían con millones de dólares que se reinvertirían en el sistema. Sin embargo, no es así, ya que ya el año pasado Washington D.C. bajó sus expectativas iniciales de 26 millones de dólares en el año fiscal 2020, que terminó el 30 de septiembre, a 17 millones de dólares.

La realidad es que desde que comenzaron las apuestas deportivas en la ciudad durante el verano, se generaron unos cien mil dólares en ingresos fiscales. Durante el 2019, se esperaba que las apuestas deportivas contribuyeran con alrededor de 27 millones de dólares durante el actual año fiscal a las ganancias de la ciudad. Estas predicciones ya han disminuido drásticamente. Dicho esto, que el dinero fluya libremente y a un ritmo elevado, no significa que los programas de Educación y Seguridad obtengan el dinero que se les había prometido.

En 2019, el alcalde y el Consejo de D.C. eliminaron cualquier disposición y desviaron los ingresos del juego directamente al fondo general, sin los 200.000 dólares a los programas de adicción al juego.

A día de hoy, los ingresos del juego siguen siendo canalizados al fondo general de la ciudad. Sin embargo, cualquier superávit presupuestario en los próximos tres años fiscales, incluyendo el actual año fiscal 2021, se destinará a los programas de Educación y Seguridad.

Mientras tanto, el consejo ha vuelto a actuar desde la aprobación del presupuesto de 2019 para redirigir los fondos. Lo que significa que cuando comience el año fiscal 2024, los primeros 200.000 dólares generados por las apuestas deportivas se destinarán a programas para prevenir la adicción al juego. El resto del dinero se dividirá entre el Fondo de Desarrollo Infantil de la ciudad y el Fondo de Seguridad y Compromiso del Vecindario por igual.

A cerca de la renovación de la página web de SiGMA:

El Grupo SiGMA se enorgullece de anunciar la renovación la su página web. Actualmente, la web está disponible en 5 idiomas (inglés, ruso, mandarín, portugués y español) y estamos planeando añadir 5 más durante los próximos meses: francés, tailandés, coreano, japonés e hindi.

Artículo relacionado